Competencias de coaching (v2021)

El éxito de un proceso de coaching reside en los dos pilares siguientes:

  • El compromiso del cliente con el proceso, recogido en el acuerdo establecido con el coach (Acuerdo de realización de un proceso de coaching)
  • Las competencias clave que el coach es capaz de poner en juego, como profesional responsable del marco del proceso.

A continuación exponemos una breve descripción de los comportamientos que conforman el desempeño de las ocho competencias clave según la International Coaching Federation (ICF) y que se apoyan unas en otras para cultivar el aprendizaje y el crecimiento del cliente:

  1. Demuestra práctica ética – Entiende y aplica consistentemente la ética de coaching y los estándares de coaching. Acata el Código de Ética de la ICF y respalda los Valores Clave de la ICF (Integridad, Excelencia, Colaboración, Respeto).
  2. Encarna una mentalidad de coaching – Desarrolla y mantiene una mentalidad abierta, curiosa, flexible y centrada en cada cliente. Reconoce que los clientes son responsables de sus propias elecciones. Participa en el aprendizaje y en el desarrollo continuo como coach.
  3. Establece y mantiene acuerdos – Colabora con cada cliente y con las partes interesadas pertinentes, para crear acuerdos claros sobre la relación, el proceso, los planes y las metas de coaching. Establece acuerdos para el compromiso general de coaching, así́ como aquellos para cada sesión de coaching.
  4. Cultiva confianza y seguridad – Colabora con cada cliente para crear un ambiente de apoyo y seguridad que le permita compartir libremente. Mantiene una relación de respeto y confianza mutuos.
  5. Mantiene presencia – Es plenamente consciente y está presente con cada cliente, emplea un estilo abierto, flexible, enfocado y confiado. Demuestra confianza en trabajar con emociones intensas del cliente durante el proceso de coaching.
  6. Escucha activamente – Se enfoca en lo que cada cliente está y no está diciendo para comprender plenamente lo que se está́ comunicando en el contexto de los sistemas de cada cliente y para apoyar su autoexpresión. Considera el contexto, la identidad, el ambiente, las experiencias, los valores y las creencias de cada cliente para potenciar el entendimiento de lo que está comunicando.
  7. Evoca consciencia – Facilita el descubrimiento y el aprendizaje de cada cliente mediante el uso de herramientas y técnicas tales como: preguntar poderosamente, el silencio, metáforas o analogías. Comparte observaciones, descubrimientos y sentimientos, sin apegos, que tienen el potencial de crear un nuevo aprendizaje para cada cliente.
  8. Facilita el crecimiento del cliente – Colabora con cada cliente para transformar aprendizaje y entendimiento en acción. Promueve la autonomía de cada cliente en el proceso de coaching. Colabora con cada cliente para diseñar metas, acciones y medidas de responsabilidad que integren y expandan nuevos aprendizajes.

Para más detalle puedes acceder a ICF España Competencias clave

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad